Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility Una Florida más segura para todos - Charlie Crist for Governor

PROPUESTA

Una Florida más segura para todos

Comunidades más seguras, escuelas más seguras, una Florida más segura

PROTEGIENDO A NUESTRAS COMUNIDADES DE LA VIOLENCIA CON ARMAS DE FUEGO

Después de la tragedia en Parkland, los estudiantes valientemente lucharon por acciones legislativas que pusieran fin a la violencia armada. Las acciones y el activismo de esos estudiantes resultaron en importantes logros bipartidistas con respecto al tema de la seguridad y las armas de fuego en Florida. Después de Parkland, se aumentó la edad mínima para comprar un arma de fuego, se implementó un tiempo de espera para las compras a distribuidores y se firmó una ley de bandera roja para mantener las armas de fuego fuera de las manos de personas que representan una amenaza extrema de violencia.

Estas acciones fueron significativas, pero todavía resta mucho trabajo importante por hacer. La violencia armada continúa amenazando a nuestras escuelas, iglesias, sinagogas y comunidades, afectando desproporcionadamente a nuestras comunidades minoritarias. Es evidente que queda mucho más por hacer para proteger a los floridanos. 

Desde el ataque en el club nocturno Pulse en Orlando hasta el tiroteo masivo en la escuela Marjory Stoneman Douglas High, los floridanos ya están cansados de la violencia armada. En los últimos cuatro años, hubo más de 100 tiroteos masivos en Florida. En la ciudad nativa de Charlie Crist, St. Petersburg, áreas mayormente afroamericanas están sufriendo de una erupción de violencia armada. Su amigo Anthony Holloway, jefe de la policía en St. Petersburg, lo pone así: “Entre más armas de fuego esten en las calles, más daño pueden hacer.”

Se lo debemos a nuestras comunidades, a las memorias de los que hemos perdido y los que aún están aquí con nosotros: debemos tomar las lecciones de estas tragedias y seguir mejorando nuestras leyes de seguridad con respecto a las armas de fuego. Los próximos pasos razonables para prevenir la violencia armada incluyen extender las verificaciones de antecedentes, prevenir que los abusadores domésticos tengan acceso a armas de fuego, limitar los cargadores de gran capacidad y las armas de asalto y financiar estrategias locales para prevenir la violencia.

Los pensamientos y las oraciones son conmovedoras, pero es hora de honrar a las víctimas y a los sobrevivientes de la violencia con armas de fuego con nuestras acciones y eso es exactamente lo que hará nuestro plan de campaña “Una Florida más segura para todos”.

(1) [Gun Violence Archive]

PUNTOS SOBRESALIENTES DE SU POLÍTICA

Terminar con la venta de armas de asalto

  • Prohibir la venta de armas de asalto como las que se usaron en las masacres de Pulse y de Parkland
  • Prohibir la venta de cargadores de armas de gran capacidad

Hacer cumplir las leyes relacionadas con las armas de fuego

  • Requerir una verificación de antecedentes para todas las ventas de armas de fuego
  • Tomar medidas contra las armas fantasmas
  • Reducir el tráfico de armas de fuego limitando las compras de pistolas a una al mes 
  • Tomar medidas contra el tráfico de armas de fuego reportando las que fueron perdidas o robadas

Seguridad Comunitaria

  • Extender el tiempo de espera de tres días a cinco días para los compradores de armas de fuego
  • Invertir en programas locales diseñados para prevenir la violencia
  • Fortalecer las leyes de bandera roja
  • Fortalecer las leyes referentes al almacenamiento seguro de las armas de fuego
  • Negarle armas de fuego a los abusadores domésticos 
  • Revocar el derecho de prioridad que ejerce Tallahassee sobre temas relacionados a la seguridad comunitaria

Apoyar a los sobrevivientes y a los familiares

  • Establecer un Fondo de respuesta de emergencia a los tiroteos masivos 
    • Para ayudar con las facturas de hospitales y funerales 
    • Ofrecer tratamiento continuo para la salud mental; DeSantis vetó fondos destinados para atender la salud mental de los sobrevivientes de Pulse
    • Los sobrevivientes deben enfocarse en su recuperación, no en recaudar fondos en GoFundMe
  • Establecer una Oficina de Prevención de Violencia con Armas de Fuego
    • Las familias y los sobrevivientes de la violencia no deberían cargar con el peso de impulsar legislación que aumente la seguridad ante las armas de fuego. Necesitamos a un defensor trabajando a tiempo completo para abordar este problema. 
  • Asignar a trabajadores sociales para que ayuden a los sobrevivientes a tener acceso a servicios
    • Dejar de ponerle la carga a los cuerpos policiacos
    • Brindar más servicios: un fondo para las víctimas, cuidado de salud, ayuda con el desempleo y beneficios por incapacidad

REDUCCIÓN DE ARMAS DE ASALTO

Prohibir la venta de armas de asalto – Las armas de asalto son armas de fuego semi-automáticas basadas en diseños militares de alto poder que matan a personas rápida y eficientemente. Hemos visto a tiradores usar estas armas de guerra para asesinar a decenas de personas en escuelas, teatros, conciertos, iglesias y escuelas. Debemos hacer más para proteger a los floridanos de estas armas de fuego, las cuales suelen ser letales, y aprobar reformas para disminuir la violencia armada.

Limitar los cargadores de armas de gran capacidad – Florida no tiene leyes que regulen los cargadores de armas de gran capacidad, los cuales son usados en la mayoría de los tiroteos masivos. El índice de tiroteos masivos es el doble en estados que no limitan los cargadores de armas de gran capacidad en comparación con los estados que sí lo hacen. Los tiradores pueden apuntar y matar a decenas de personas sin tomar un segundo para recargar. Charlie luchará por aprobar legislación que imponga límites razonables a estos cargadores de armas de gran capacidad.

HACER CUMPLIR LAS LEYES DE ARMAS DE FUEGO

Verificaciones de antecedentes – Desde Pulse a Parkland a Pensacola, nuestro estado ha sufrido muchos tiroteos masivos causados por personas que nunca debieron haber tenido el derecho de comprar un arma de fuego. En este momento, las leyes federales permiten que personas peligrosas, a quienes se les tiene prohibido comprar o poseer armas de fuego, puedan tener acceso fácil a ellas obteniéndolas de ciudadanos particulares sin que se realice una verificación de antecedentes. Como gobernador, Charlie trabajará para cerrar estas peligrosas lagunas legales y requerirá verificaciones de antecedentes universales para las ventas de armas de fuego. 

Tomar medidas contra las armas fantasmas – Florida no tiene leyes con respecto a las armas de fuego que no pueden ser rastreadas o detectadas. Conocidas como armas fantasmas, estas armas son usadas en crímenes a lo largo y ancho del país. Debemos luchar para prohibir las ventas de receptores parcialmente finalizados que no tengan número de serie, requerir un número de serie para los que ya están en nuestras comunidades e implementar penalidades por la posesión de armas de fuego impresas en tres dimensiones. 

Tomar medidas contra el tráfico de armas de fuego – Como gobernador, Charlie luchará por ponerle fin al tráfico de armas de fuego tomando medidas contra los compradores postizos, los distribuidores  corruptos, los robos de armas de fuego y las compras masivas de las mismas. Las pistolas que forman parte de una compra en gran volumen tienen un 64% de mayores probabilidades de ser usadas para cometer un crimen que una pistola adquirida individualmente. Limitar las ventas para que los compradores solo puedan adquirir una pistola al mes es una manera razonable, directa y comprobada de reducir el tráfico de armas de fuego y la violencia armada.

Reportar las armas de fuego que han sido perdidas o robadas – La ley de Florida no requiere que los dueños de armas de fuego reporten aquellas que se han perdido o les han sido robadas. Las armas de fuego robadas suelen ser vendidas en el mercado negro y terminan propagando el crimen por todo el pais. Reportar las armas de fuego que han sido perdidas o robadas a los cuerpos policiacos ayudaría a reducir el tráfico de armas de fuego y el crimen. Las leyes que exigen reportar las armas de fuego perdidas o robadas ayudan a prevenir que personas peligrosas, como los criminales, los acosadores y los abusadores domésticos, obtengan un arma. Estas leyes también protegen a los dueños responsables. Si su arma es robada y luego encontrada en la escena de un crimen, eso podría motivar alegaciones falsas en su contra.

 (2) [American Journal of Public Health, 7/22/2019], (3) [American Journal of Public Health, 7/22/2019]

SEGURIDAD COMUNITARIA

La “disuasión enfocada” local  – Si queremos terminar con la violencia, debemos brindar esperanza y ampliar oportunidades. Charlie invertirá el tiempo y los recursos del estado en un enfoque integral para reducir la violencia armada a través de mejores servicios sociales, más viviendas asequibles, mejores escuelas, más oportunidades económicas y estrategias locales financiadas por el estado para prevenir la violencia.

La violencia engendra más violencia, creando una cadena de muerte que continúa indefinidamente al menos que haya una intervención por parte de la comunidad. Como gobernador, Charlie trabajará tanto con líderes comunitarios como con los cuerpos policiacos locales, los líderes cívicos, los clérigos y los trabajadores sociales para implementar un programa de “disuasión enfocada”. Este modelo, el cual ha sido increíblemente exitoso en distintas ciudades a lo largo y ancho del país, pudiera salvar decenas de miles de vidas en Florida. Charlie trabajará con líderes comunitarios para asegurar que tengan el apoyo del estado en implementar soluciones a nivel local.

Este simple modelo de disuasión enfocada, el cual cuenta con tres pasos, ha disminuido en gran medida la violencia y las muertes relacionadas con armas de fuego en distintas regiones del país. Rastrear los crímenes, involucrar a la comunidad y dar seguimiento a través de programas de divulgación es una de las mejores soluciones a nivel local para reducir la violencia armada.

  • Reunir y evaluar: El primer paso a dar en este proceso de disuasión enfocada es reunir a líderes cívicos respetados como los clérigos, los trabajadores sociales y los cuerpos policiacos en una asociación local. Este grupo examina los incidentes violentos y estudia la data para identificar cuáles individuos dentro de la comunidad tienen mayores probabilidades de cometer un crimen con un arma de fuego o ser víctimas de violencia armada. 
  • Comunicar el mensaje: Estas personas son invitadas a una reunión comunitaria con los miembros de la asociación local y otras figuras relevantes, incluyendo líderes de fe, víctimas de la violencia armada, ex-infractores que han dejado atrás sus actividades delictivas y padres de víctimas de la violencia armada para comunicarles un mensaje fuerte y claro: los tiroteos deben cesar. Acto seguido los cuerpos policiacos refuerzan ese mensaje, advirtiendo que si la súplica de la comunidad es ignorada, ellos actuarán para protegerla y se tomará acción rápida contra futuros actos de violencia. Los miembros que asisten a la reunión reciben el mensaje de que ellos son importantes para la comunidad y que los miembros de la misma quieren verlos prosperar. A la misma vez entienden que, en respuesta a la voluntad de la comunidad, cualquier acto de violencia en el futuro será respondida con acción rápida y contundente por parte de los cuerpos policiacos. A la conclusión de la reunión comunitaria, se conecta a estas personas con trabajadores sociales capacitados para ayudarles a tener acceso a recursos como tutoría, tratamiento de salud mental y asistencia para el transporte y la vivienda. Esto crea un poderoso efecto de “disuasión enfocada,” el cual ha tenido éxito en reducir rápidamente la violencia armada en muchas localidades.
  • Completar y repetir: Cada vez que ocurre un incidente violento, los cuerpos policiacos cumplen con su parte y toman acción rápida. Otras reuniones comunitarias se llevan a cabo hasta que el mensaje se disemina y absorbe exitosamente. El progreso se mide y se continúa aplicando el plan.

Fortalecer las leyes de bandera roja – Después del tiroteo masivo en la escuela Marjory Stoneman Douglas High, Florida aprobó una ley de bandera roja. Esta ley crea un proceso a través del cual las cortes civiles, luego de recibir una petición por parte de los cuerpos policiacos, emiten una orden de protección por riesgo extremo que temporalmente suspende el acceso a las armas de fuego de un individuo si la corte civil determina que hay amplia evidencia de que esta persona representa un riesgo extremo de violencia significativa en el futuro inmediato. Los cuerpos policiacos y las agencias pueden presentar una petición para una orden de protección por riesgo extremo cuando una persona “representa un peligro significativo de causarse daño a sí mismo o a otras personas al tener un arma de fuego o cualquier munición en su custodia o control, o al comprar, poseer o recibir un arma de fuego o cualquier munición”. 

En numerosas ocasiones, amigos o familiares notan señales que indican que sus seres queridos corren un riesgo extremo de hacerse daño a sí mismos u otros. Ahora en Florida, solo los cuerpos policiacos pueden presentar una petición para una orden de protección por riesgo extremo. Como gobernador, trabajaremos para permitir que familiares y miembros del hogar, quienes son los que mejor conocen a estos individuos y pueden notar las señales tempranas, también puedan presentar una petición ante las cortes. Este simple paso salvaría vidas. También trabajaremos para financiar el entrenamiento de oficiales estatales sobre el uso de estas leyes de bandera roja en vez de hacer que el peso recaiga sobre los departamentos locales como está sucediendo ahora.

Fortalecer las leyes de almacenamiento seguro de armas de fuego – Cada año, armas de fuego que no están debidamente aseguradas causan la muerte de niños en todo el país. Algunos mueren acidentalmente a manos de sus hermanos, pero en aún más de los casos estos jóvenes cometen suicidio. De acuerdo con un reporte del Servicio Secreto, el 76% de los tiroteos escolares involucran un arma de fuego en el seno familiar que no estaba correctamente asegurada. 

Actualmente, la ley de Florida establece que un arma de fuego cargada debe guardarse adecuada y seguramente si el dueño puede razonablemente asumir que un niño pudiera tener acceso a ella. Si bien esta ley representa un paso en la dirección correcta, como gobernador, Charlie trabajará para aprobar leyes adicionales que prevengan que los niños tengan acceso a las armas de fuego, como requerir que las municiones y las armas sean guardadas en lugares separados y exigir que las armas de fuego sean seguramente almacenadas sin estar cargadas. La mayoría de los dueños de armas de fuego están de acuerdo en que los niños están más seguros cuando no tienen acceso a las mismas en su hogar. Adicionalmente, es más difícil que las armas de fuego aseguradas sean robadas por criminales. Estas medidas reducirían dramáticamente las muertes, las heridas y los crímenes.

Negarle las armas de fuego a los abusadores domésticos –  Cada 14 horas, una mujer es asesinada a tiros por su pareja. El acceso a un arma de fuego por parte de una pareja abusadora puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Una mujer tiene cinco veces más probabilidades de ser asesinada si una pareja que abusa de ella tiene acceso a un arma de fuego. Debemos ponerle un alto a esta situación.

Como gobernador, Charlie trabajará para limitar el acceso a las armas de fuego a los acosadores y abusadores. La ley federal le prohíbe el acceso a un arma de fuego a los abusadores domésticos convictos pero solo aplica a los cónyuges actuales o anteriores, si la pareja vive o vivió junta o si comparten un hijo. Como gobernador, Charlie trabajará para ampliar la prohibición de armas de fuego a quienes fueron convictos de crímenes menores de acoso o de violencia doméstica contra personas con las que no estaban casadas. Podemos salvar vidas y ponerle un alto al uso de armas de fuego para intimidar, coaccionar o abusar.

Permitir que las ciudades decidan qué es lo mejor para su comunidad – Debemos revocar el derecho de prioridad que ejerce Tallahassee sobre la seguridad comunitaria. Esta política le quita el control a las municipalidades, las cuales son las que mejor conocen a sus propios vecindarios. Lo que es mejor para el Condado de Liberty no es necesariamente lo mejor para Broward. Debemos devolverle el control a las comunidades y permitir que ellas tomen las mejores decisiones para sus residentes, familias y vecindarios en vez de cederle todo el poder a Tallahassee.

Extender el tiempo de espera para la compra de un arma de fuego – Extender el tiempo de espera de tres a cinco dias ayudaría a reducir la violencia impulsiva y el suicidio. También le daría más tiempo a los cuerpos policiacos para completar las verificaciones de antecedentes.

 (4) [Crime Gun Risk Factors: Buyer, Seller, Firearm, and Transaction Characteristics Associated with Gun Trafficking and Criminal Gun Use, 2007], (5) [Missing Pieces, The Trace] , (6) [Healing Communities In Crisis], (7) [Healing Communities In Crisis p.13], (8) [Extreme Risk Protection Orders In Florida], (9) [Red Flag Laws Are Saving Lives. They Could Save More.], (10) [Giffords Law Center], (11) [Risk Factors For Femicide In Abusive Relationships, 8/03]

APOYAR A LOS SOBREVIVIENTES Y A LOS FAMILIARES

Establecer un Fondo de Emergencia para Responder a los Tiroteos Masivos – Los floridanos siempre se han unido para apoyar a los sobrevivientes y a los familiares de las víctimas. Nuestro gobierno estatal debería hacer lo mismo. Establecer un Fondo de Emergencia para Responder a los Tiroteos Masivos podría ayudar con las facturas de hospitales, los funerales y el tratamiento continuo de la salud mental. Los sobrevivientes deberían poder enfocarse en su recuperación, no en recaudar fondos a través de GoFundMe.

Asignar a trabajadores sociales para que ayuden a los sobrevivientes a tener acceso a servicios – Los sobrevivientes deberían tener acceso fácil a servicios como la compensación de víctimas, el cuidado de la salud y los beneficios por incapacidad. Frecuentemente, los cuerpos policiacos deben asumir la responsabilidad de ayudar a los sobrevivientes y a los familiares de las víctimas a la hora de navegar el sistema para tener acceso a los servicios que necesitan y le corresponden. Para brindarle un mejor cuidado a los sobrevivientes, el estado de Florida debe asignar a grupos de trabajadores sociales con experiencia para que asistan a las comunidades después de un tiroteo masivo.

Establecer una Oficina para la Prevención de la Violencia con Armas de Fuego – Como gobernador, Charlie trabajará para crear una Oficina para la Prevención de la Violencia con Armas de Fuego y nombrará a un director que luche incansablemente para que Florida sea un lugar más seguro, protegiendo a la misma vez los derechos de la segunda enmienda de los floridanos.